ABORTO
EN BOLIVIA

ABORTO
EN BOLIVIA

Inicio I Aborto en Bolivia

Legalidad del aborto en Bolivia

Las leyes que regulan el tema de aborto en Bolivia datan de 1972 y a pesar de que recientemente en diciembre de 2017 se intentaron algunas modificaciones ampliando causales, ellas fueron dejadas sin vigencia en el nuevo código del sistema penal. Por lo tanto, en Bolivia el aborto está permitido en los siguientes casos:

  • para evitar un peligro para la salud o la vida de la mujer y si este peligro no puede ser evitado por otros medios;
  • cuando el embarazo sea producto de violación, incesto o estupro.

En el año 2014, el Tribunal Constitucional de Bolivia emitió la sentencia 0206 de 2014 que significó algunos avances que debes conocer. Esta Sentencia Constitucional establece claramente que el requisito para acceder a un aborto es el consentimiento de la mujer (niña, adolescente, joven, adulta), razón por la cual se puede afirmar que toda mujer, independientemente de su edad, tiene derecho a que se le practique un aborto en estas circunstancias. Y por otra parte esta Sentencia eliminó las barreras legales que hasta ese momento exigían una autorización judicial para la práctica del procedimiento, por considerar que eran “…incompatibles con el derecho a la integridad física, psicológica y sexual, a no ser torturada y a no sufrir tratos crueles, inhumanos, degradantes y humillantes, a la salud física y a la dignidad, al libre desarrollo de la personalidad y autonomía de las mujeres…” consagradas en la Constitución.

Con el fin de ofrecerte un poco más de información sobre cada una de estas causales, debemos aclarar que en Bolivia la práctica del aborto puede ser realizada por un médico sin necesidad de tener especialización en ningún área y  cuando se permite el aborto para evitar riesgos en la salud o vida de la mujer embarazada, se refiere no solamente a la salud física sino que está incluida la salud mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar bio-psico-social y por lo tanto, los embarazos que afecten la salud biológica, la salud mental y/o social de la mujer, constituyen causales para la interrupción del embarazo. En estos casos, la sentencia constitucional mencionada más arriba solamente exige que el médico haga una valoración de los riesgos y obviamente que sea la mujer quien solicite y consienta con el aborto.

Para los casos de violación, incesto o estupro, el Tribunal Constitucional ha establecido que no es necesario solicitar autorización judicial, ni iniciar un proceso penal para acceder a un aborto legal. Únicamente debes presentar la denuncia de la violación ante la Fiscalía o la Policía y llevar la copia ante el profesional de la salud a quien solicitas la interrupción del embarazo.  En este caso también es imprescindible que quien está tomando la decisión y expresa su consentimiento sea la mujer embarazada.

A pesar de que las causales están claramente establecidas es frecuente que se afirme que en Bolivia el aborto no es legal. Como hemos visto esto no es cierto en todas las circunstancias, y el desconocimiento por parte de las mujeres y las barreras que con frecuencia encuentran las mujeres para acceder a un aborto legal hacen que en Bolivia las mujeres recurran a prácticas inseguras que pueden ocasionar complicaciones. Por esa razón el aborto en Bolivia es tercera causa por la que mueren mujeres embarazadas e incluso hay departamentos como el de Cochabamba donde el aborto es la primera causa. Debes saber que estas muertes son evitables si se cuenta con leyes menos restrictivas y si los procedimientos son practicados por personal de salud adecuadamente capacitado y en instalaciones sanitarias apropiadas.

Debido entre otras razones, a la creencia generalizada de que el aborto es ilegal en todo el país y en todas las circunstancias, Bolivia no cuenta con estadísticas confiables ni actualizadas sobre el número de abortos que suceden anualmente en el país. Sin embargo la encuesta boliviana de demografía y salud registra que alrededor del 40% de los embarazos en Bolivia no son deseados y según estimaciones serias  citadas por el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés) se calcula que cada año se practican alrededor de sesenta mil abortos en el país.

Lo anterior confirma que negar a las mujeres el derecho a tener un aborto no hace desaparecer la necesidad de interrumpir un embarazo, y por lo contrario hace que las mujeres pongan en riesgo su vida y expongan su salud. Por esta razón en Bolivia hay varios colectivos y grupos de mujeres que están luchando por lograr una ampliación de las causales que sea más respetuosa de los derechos de las mujeres.

aborto en bolivia

Aspectos para tener en cuenta al considerar un aborto en Bolivia

  • Antes que nada confirma que realmente estás embarazada, un retraso puede asociarse a múltiples causas.
  • Calcula el tiempo de embarazo de acuerdo a la fecha de tu última menstruación (Calculadora gestacional)
  • Busca profesionales o instituciones seguras, con la sensibilidad para no juzgarte, con el entrenamiento en las técnicas apropiadas, experiencia suficiente y el respaldo necesario en caso de complicaciones.
  • En Bolivia, la interrupción del embarazo está permitida para salvar la vida o proteger la salud de la mujer.
  • La Organización Mundial de la Salud, recomienda consultar lo antes posible, es decir, en las primeras semanas de embarazo para minimizar los riesgos. Hasta la semana 10 es posible hacerlo con medicamentos.
  • Aunque pensarlo bien es clave, ponte un tiempo límite para tomar la decisión. ¡El calendario avanza!
  • La Organización Mundial de la Salud avala el tratamiento con medicamentos en casa hasta las 10 semanas, con asesoría médica que permita establecer su eficacia.
  • Si se trata del aborto quirúrgico el método recomendado por la OMS es la aspiración uterina para embarazos con un máximo de 12 a 14 semanas.
  • Evita realizar prácticas que puedan producir afectaciones en tu salud como brebajes, introducir objetos por tu vagina o llevar a cabo intervenciones recomendadas por personas que no conocen del tema.

Datos importantes sobre el aborto en Bolivia y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Guía de aborto seguro sin riesgos, Organización Mundial de la Salud, 2012

Abortos en Lima
Abortos en Lima

Datos importantes sobre el aborto en Bolivia y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Guía de aborto seguro sin riesgos, Organización Mundial de la Salud, 2012

¿Qué hacer si ya tuviste un aborto?

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un chequeo para asegurarte de que todo está bien.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

En el caso del tratamiento con medicamentos suele presentarse cólico fuerte. Con el procedimiento quirúrgico aunque se presente dolor, este puede ser leve a moderado y debe disminuir con analgésicos.

Después de un aborto puedes iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Recuerda, en ninguna situación estás obligada a compartir la decisión que has tomado con el personal de salud. Y si lo haces, existe la obligación legal y ética de que guarden el secreto profesional.

Usualmente la expulsión ocurre desde el mismo día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

Una mujer puede integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas y de obtener una atención segura y centrada en ella.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar
porque puede tratarse de una infección.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si notas que tienes alguna complicación relacionada con el aborto que realizaste, lo mejor es buscar atención por parte de expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y la mujer puede estar tranquila respecto a su salud.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Si tienes un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de dos horas seguidas, debes consultar.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un chequeo para asegurarte de que todo está bien.

Usualmente la expulsión ocurre desde el mismo día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

Lo mejor es realizarte una ecografía para estar segura del resultado.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Aunque se presente dolor, este no debe ser muy fuerte y debe disminuir con analgésicos.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar porque puede tratarse de una infección.

Si tienes un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de horas seguidas, debes consultar.

Después de un aborto puedes iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Una mujer puede integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas y de obtener una atención segura y compasiva.

Si notas que tienes alguna complicación relacionada con el aborto que realizaste, lo mejor es acudir a una atención por expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y la mujer puede estar tranquila respecto a su salud.

Según la OMS, cuando el aborto es realizado por personal capacitado con técnicas modernas, el riesgo de complicaciones es mínimo.

Los servicios deben contar con el equipo suficiente y personal capacitado para reconocer las complicaciones, atenderlas rápidamente y si es el caso remitir a la paciente.

Cuando un aborto se realiza en condiciones adecuadas la gran mayoría de las mujeres no sufren secuelas de salud.

La evidencia científica no establece relación entre abortos seguros y consecuencias negativas en embarazos futuros.