ABORTO
EN ECUADOR

ABORTO
EN ECUADOR

Inicio I Aborto en Ecuador

Legalidad del aborto en Ecuador

Las leyes que regulan el tema de aborto en Ecuador están registradas en el Código Orgánico Integral Penal del año 2014, pero son las mismas desde 1938. En Ecuador el aborto está permitido en los siguientes casos:

 

  • Para evitar un peligro para la vida o salud de la mujer embarazada y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.
  • Si el embarazo es consecuencia de una violación en una mujer que padezca de discapacidad mental.

Recientemente el Parlamento ecuatoriano rechazó una reforma legislativa impulsada por grupos de mujeres con la que se buscaba ampliar las causales de aborto legal a todos los casos de violación y no solamente para las mujeres en situación de discapacidad mental que es lo que está permitido actualmente. Lo anterior significa que Ecuador mantiene importantes restricciones legales en el tema de aborto, sin embargo no es correcto afirmar que en Ecuador el aborto es ilegal en todas las circunstancias, ya que las mujeres si cuentan con algunas alternativas que es importante entender bien.

En primer lugar, de acuerdo con las normas vigentes, el procedimiento debe ser realizado por un médico u otro profesional de la salud capacitado, lo que significa que no es necesaria ninguna especialización por parte del personal de salud y lo que sí es totalmente indispensable es que se cuente con el consentimiento de la mujer o de su representante en caso de que ella no pueda consentir. El plazo que tiene el personal de salud para evaluar y referir a la mujer al nivel de salud apropiado es de tres días y de seis días para realizar el procedimiento de aborto en pacientes que cumplan con las indicaciones y decidan interrumpir su embarazo. El marco normativo sobre aborto en Ecuador no establece límites de edad gestacional para la práctica del aborto en estas circunstancias.

Por otra parte es muy importante que sepas que cuando se permite el aborto para evitar un peligro para la vida o salud de la mujer embarazada, los estándares internacionales son claros en que bajo la definición de salud debe incluirse la salud mental y no solamente la salud física.  De hecho, la Guía de Práctica Clínica para la atención del aborto terapéutico expedida por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador en 2015 define de esta manera la salud: La salud es el completo estado de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Es un derecho humano inalienable, indivisible, irrenunciable e intransigible, cuya protección y garantía es responsabilidad primordial del Estado; y, el resultado de un proceso colectivo de interacción donde Estado, sociedad, familia e individuos convergen para la construcción de ambientes, entornos y estilos de vida saludables.

En el caso de violación, el aborto está permitido solamente para las mujeres que tienen una discapacidad mental. Los requisitos establecidos para acceder a un aborto por esta causal son una certificación de que la mujer tiene un 40% de discapacidad mental y una petición verbal o escrita del representante legal en la que se declara la violación. La denuncia de la violación no es un requisito para acceder a un aborto en estos casos.

Debido a las barreras que tradicionalmente han enfrentado las mujeres para acceder a un aborto legal y también debido a que muchas mujeres e incluso personal de salud no conocen las precisiones que aquí hemos hecho sobre el aborto permitido para evitar un peligro para la salud de la mujer embarazada, esto las lleva a recurrir al aborto inseguro y clandestino. Por lo tanto no se cuenta con estadísticas confiables sobre el número de abortos que suceden anualmente en el país. Algunas estimaciones registran entre 43,000 y 55,000 abortos al año pero en ellos se incluyen todo tipo de abortos sin poder diferenciar claramente los espontáneos de los inducidos. Los datos oficiales, expresan las estadísticas a manera de  número de abortos por cada 1.000 nacidos vivos; el Ministerio de Salud Pública del Ecuador  dice que entre los años 2004 y 2014, hubo 115  abortos por cada 1.000 nacidos vivos.

Ya sea que las cifras sean precisas o no, lo anterior confirma que negar a las mujeres el derecho a tener un aborto no desaparece la necesidad de interrumpir un embarazo, y por lo contrario hace que las mujeres pongan en riesgo su vida y expongan su salud. Por esta razón en Ecuador hay varios colectivos y grupos de mujeres que siguen luchando por lograr una ampliación de las causales que sea más respetuosa de los derechos de las mujeres.

Aborto en Ecuador

Aspectos para tener en cuenta al considerar un aborto en Ecuador

  • Antes que nada confirma que realmente estás embarazada, un retraso puede asociarse a múltiples causas.
  • Calcula el tiempo de embarazo de acuerdo a la fecha de tu última menstruación (Calculadora gestacional)
  • Busca profesionales o instituciones seguras, con la sensibilidad para no juzgarte, con el entrenamiento en las técnicas apropiadas, experiencia suficiente y el respaldo necesario en caso de complicaciones.
  • En Ecuador, la interrupción del embarazo está permitida para salvar la vida o proteger la salud de la mujer.
  • La Organización Mundial de la Salud, recomienda consultar lo antes posible, es decir, en las primeras semanas de embarazo para minimizar los riesgos. Hasta la semana 10 es posible hacerlo con medicamentos.
  • Aunque pensarlo bien es clave, ponte un tiempo límite para tomar la decisión. ¡El calendario avanza!
  • La Organización Mundial de la Salud avala el tratamiento con medicamentos en casa hasta las 10 semanas, con asesoría médica que permita establecer su eficacia.
  • Si se trata del aborto quirúrgico el método recomendado por la OMS es la aspiración uterina para embarazos con un máximo de 12 a 14 semanas.
  • Evita realizar prácticas que puedan producir afectaciones en tu salud como brebajes, introducir objetos por tu vagina o llevar a cabo intervenciones recomendadas por personas que no conocen del tema.

Datos importantes sobre el aborto en Ecuador y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Guía de aborto seguro sin riesgos, Organización Mundial de la Salud, 2012

aborto en guayaquil ecuador
Abortos en Lima

Datos importantes sobre el aborto en Ecuador y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Guía de aborto seguro sin riesgos, Organización Mundial de la Salud, 2012

¿Qué hacer si ya tuviste un aborto?

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un chequeo para asegurarte de que todo está bien.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

En el caso del tratamiento con medicamentos suele presentarse cólico fuerte. Con el procedimiento quirúrgico aunque se presente dolor, este puede ser leve a moderado y debe disminuir con analgésicos.

Después de un aborto puedes iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Recuerda, en ninguna situación estás obligada a compartir la decisión que has tomado con el personal de salud. Y si lo haces, existe la obligación legal y ética de que guarden el secreto profesional.

Usualmente la expulsión ocurre desde el mismo día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

Una mujer puede integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas y de obtener una atención segura y centrada en ella.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar
porque puede tratarse de una infección.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si notas que tienes alguna complicación relacionada con el aborto que realizaste, lo mejor es buscar atención por parte de expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y la mujer puede estar tranquila respecto a su salud.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Si tienes un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de dos horas seguidas, debes consultar.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un chequeo para asegurarte de que todo está bien.

Usualmente la expulsión ocurre desde el mismo día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

Lo mejor es realizarte una ecografía para estar segura del resultado.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Aunque se presente dolor, este no debe ser muy fuerte y debe disminuir con analgésicos.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar porque puede tratarse de una infección.

Si tienes un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de horas seguidas, debes consultar.

Después de un aborto puedes iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Una mujer puede integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas y de obtener una atención segura y compasiva.

Si notas que tienes alguna complicación relacionada con el aborto que realizaste, lo mejor es acudir a una atención por expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y la mujer puede estar tranquila respecto a su salud.

Según la OMS, cuando el aborto es realizado por personal capacitado con técnicas modernas, el riesgo de complicaciones es mínimo.

Los servicios deben contar con el equipo suficiente y personal capacitado para reconocer las complicaciones, atenderlas rápidamente y si es el caso remitir a la paciente.

Cuando un aborto se realiza en condiciones adecuadas la gran mayoría de las mujeres no sufren secuelas de salud.

La evidencia científica no establece relación entre abortos seguros y consecuencias negativas en embarazos futuros.