ABORTO
EN ARGENTINA

ABORTO
EN ARGENTINA

Inicio I Aborto en Argentina

Última actualización 30 de diciembre de 2019

Legalidad del aborto en Argentina

Aborto legal desde 1921

La legislación sobre el aborto  aborto no punible en Argentina está enmarcada en los derechos sexuales y reproductivos como parte de los derechos humanos y reconoce causales para la interrupción legal del embarazo desde 1921 cuando se formula la segunda reforma del Código Penal. Desde hace casi un siglo los legisladores reconocen derechos a las personas gestantes, y admiten que la prohibición del aborto no puede ser absoluta.

Hoy día está claramente establecido que este derecho incluye a todas las personas con capacidad para llevar adelante una gestación que se encuentre en alguna de las situaciones despenalizadas, y se busca equiparar las leyes nacionales con tratados internacionales que admiten completa capacidad de las personas para decidir sobre sus cuerpos.

El último movimiento en relación con esta ley se dio por parte de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2012, que estableció que toda mujer, niña, adolescente y, en general, toda persona con capacidad de gestar, tiene derecho a solicitar una interrupción legal del embarazo, cuando este:

 

  • Representa un peligro para la vida de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios;
  • Representa un peligro para la salud de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios;
  • Proviene de una violación;
  • Proviene de una violación sobre una mujer con discapacidad intelectual o mental.

 

Aunque hay quienes siguen afirmando que el aborto en Argentina es ilegal, esta afirmación es errónea y es importante saber que el aborto no es punible en casos en los que el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de la persona y en casos de violación.

Para mayor claridad sobre el aborto en Argentina el Ministerio de salud ha explicado en detalle en el Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo actualizado en noviembre de 2019. Con base en esto a continuación explicaremos las situaciones en que podés solicitar un aborto legal.

 

Las causales del aborto en Argentina

Cuando el embarazo representa un peligro para la vida o la salud de la mujer que no puede ser evitado por otros medios:

La causal salud incluye el peligro para la salud y el peligro para la vida. La Organización Mundial de la Salud ha dicho que la salud implica el “completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones” (OMS, 2006) y en octubre de 2007 el Ministerio de Salud de la Nación aclaró que el concepto de «salud», además adoptado por el ordenamiento jurídico argentino, comprende tanto la salud física como la salud psíquica.

Por lo tanto, también es legal el aborto en los casos en que el embarazo implica un daño psicológico o emocional a la persona. En el protocolo se aclara que el peligro es la posibilidad de afectación de la salud y por lo tanto no se necesita que la misma ya se haya presentado.

Como la salud incluye la salud mental y social y no solamente la física, es claro que estas dimensiones incluyen el dolor psicológico y el sufrimiento mental asociados con la pérdida de la integridad personal y la autoestima.

Por otra parte, dice el protocolo que la elección de la persona sobre qué tipo de peligro está dispuesta a correr debe ser el factor determinante en la decisión de requerir la realización de una interrupción del embarazo, lo que quiere decir que solo la persona gestante es quien debe decidir qué y cuánto peligro está dispuesta a asumir.

La constatación del peligro debe ser realizada por el médico tratante y aunque éste puede consultar otra opinión, ello no puede convertirse en un impedimento que demore o limite el acceso al servicio.

 

Cuando el embarazo proviene de una violación:

Toda persona víctima de violación, ya sea que tenga o no una discapacidad intelectual o mental, tiene derecho a la interrupción legal del embarazo. La violación sexual no solo proviene de extraños o desconocidos; con frecuencia es ejercida por personas del entorno íntimo como la pareja, un familiar, un profesor, etc.

En este caso, el único requisito para acceder a una interrupción del embarazo es que la víctima de violencia, yen caso de ser necesario también su representante legal, realice una declaración jurada donde afirme que el embarazo que cursa es producto de una violación y deben exigir una autorización judicial para interrumpir el embarazo. La declaración jurada debe ser simple, adjuntada en la Historia Clínica.

Por ningún motivo pueden exigir profundizar en las circunstancias de los hechos o en mayores detalles. Obviamente se presenta una denuncia judicial o policial previa a la solicitud de aborto, ésta vale como declaración jurada.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), en su fallo estableció también que el Estado tiene la obligación de poner a disposición de quien solicite un aborto en Argentina en las anteriores circunstancias, así como las condiciones médicas e higiénicas necesarias para llevarlo a cabo de manera rápida, accesible y segura.

 

Consideraciones sobre el Aborto en Argentina

Otras consideraciones especiales sobre el Aborto en Argentina

En el Protocolo al que nos referimos hay otras generalidades en relación con la interrupción legal  del embarazo en la Argentina que vale la pena tener en cuenta:

 

Niñas y adolescentes:

Todas las personas de 16 años o más son consideradas por la legislación argentina como adultas en lo referente al cuidado del propio cuerpo.

Todas las personas adolescentes de entre 13 y 16 años pueden brindar su consentimiento en forma autónoma si se trata de prácticas que no representen un riesgo grave para su vida o su salud. (Resolución 65/2015 del MSAL). En consecuencia, pueden otorgar por sí mismas su consentimiento informado y realizar personalmente la declaración jurada requerida para un aborto en Argentina o  la interrupción de un embarazo producto de una violación, sin que se requiera la autorización de sus padres o representantes legales.

Todas las niñas, es decir menores de 13 años, podrán brindar su consentimiento con el acompañamiento de sus progenitores, representantes legales, personas que ejerzan formal o informalmente roles de cuidado, personas “allegadas” o referentes afectivos. Estas/os deberán participar en conjunto con la niña en la toma de decisiones y deberán firmar ratificando el consentimiento informado de la niña. El principio de autonomía progresiva debe guiar el accionar del equipo de salud y de las/os adultas/os que la acompañan (PROTOCOLO DE NACIÓN 2019).

 

Personas en situación de discapacidad:

Las personas en estas circunstancias están en capacidad de expresar su voluntad y el personal de salud debe respetarla, y además debe proporcionarles las herramientas que aseguren su participación en todo acto. SI vos estás en esta situación, el equipo sanitario está en la obligación de ofrecerte toda la información necesaria, de forma accesible y ajustada a tus particularidades, para que podrás decidir de manera autónoma y con plena comprensión de las circunstancias. Esto implica el uso de medios y tecnologías adecuadas y flexibles.

En el caso de las personas declaradas incapaces judicialmente deberá asistirlas en el proceso de la consulta y la toma de decisiones su representante legal, quién debe firmar también el consentimiento informado.

 

Objeción de conciencia:

Toda/o profesional de la salud tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia con respecto a la práctica del aborto no punible, siempre y cuando esto no genere demoras o barreras para el acceso. La objeción de conciencia se reconoce como un derecho de las personas y no de las instituciones y por lo tanto el/la profesional debe, sin excepción, darte información y remitirte a un profesional no objetor para que continúe la atención.

 

Personal de salud:

La única exigencia en términos de personal de salud es que quién practique el aborto en Argentina sea un/a médico/a diplomado y por lo tanto no se requieren médicos especialistas.

Al respecto la Secretaría de Gobierno de Salud advierte en el Protocolo de ILE que «Todo el personal de salud, incluso administrativo y de seguridad, es responsable de garantizar sin obstruir el derecho a interrumpir un embarazo cuando este ponga en riesgo la vida o la salud de la persona o cuando sea producto de una violación.«

Si buscás información confiable o asesoría sobre aborto legal en Argentina iniciá un chat

Tu consulta con un profesional en Argentina es gratis.
Estamos en Buenos Aires, Rosario, Cordoba

Aborto en Argentina

Aspectos a tener en cuenta al considerar un aborto en  Argentina 

  • Antes que nada confirma que realmente estás embarazada, un retraso puede asociarse a múltiples causas.
  • Calcula el tiempo de embarazo de acuerdo a la fecha de tu última menstruación (Calculadora gestacional)
  • Buscá profesionales o instituciones seguras, con la sensibilidad para no juzgarte, con el entrenamiento en las técnicas apropiadas, experiencia suficiente y el respaldo necesario en caso de complicaciones.
  • El aborto en Argentina o la interrupción del embarazo está permitida cuando está en riesgo la salud o la vida de la persona embarazada y en caso de violencia sexual.
  • La Organización Mundial de la Salud, recomienda consultar lo antes posible, es decir, en las primeras semanas de embarazo para minimizar los riesgos.
  • Si se trata del aborto quirúrgico el método recomendado por la OMS es la aspiración uterina para embarazos con un máximo de 12 a 14 semanas.
  • Evita realizar prácticas que puedan afectar tu salud como manejo con hierbas o plantas, introducir objetos por tu vagina o permitir intervenciones a cargo de personas que no conocen del tema.
  • Si necesitas hacer consultas sobre violencia sexual o si querés denunciar un/a profesional o equipo de salud que se niegue a atenderte, te maltrate, te discrimine o juzgue por tus decisiones podés llamar al 0800-222-3444 del Ministerio de Salud, la llamada es anónima y gratuita.

Datos importantes sobre el aborto en Argentina y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

 

Hay 56 millones de abortos anuales promedio a nivel mundial.

De estos, el 45 % se realizaron en condiciones de inseguridad y 8 millones fueron muy inseguros.

 

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Entre 370.000 y 522.000 es el estimado de abortos anuales en Argentina (1)

 

La tasa de mortalidad por aborto inseguro en Argentina es del 14,85 %, según cifras de 2017. Siendo un país con una tasa de parto hospitalario de 99,3 % nuestro sistema de salud posee un potencial valioso para reducir significativamente las muertes asociadas a aborto inseguro.

Por ello es de suma importancia el trabajo que adelantan colectivos, grupos de mujeres y organizaciones de la sociedad civil, estos han demostrado la relación directa entre la despenalización completa del aborto, y su estrecho vínculo con el respeto por los derechos de las personas con capacidad de gestar.

Mientras tanto, desde diferentes ONGs continuamos trabajando en alianzas por la eliminación de barreras tales como:

  • Leyes restrictivas
  • Alto costo de los servicios
  • Baja disponibilidad de servicios
  • Desinformación o información engañosa
  • Pruebas médicas innecesarias para postergar la atención
  • Estigma para las personas que solicitan o practican abortos

 

(1) Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo, noviembre 2019. Ministerio De Salud y Desarrollo Social.

Causales del Aborto en Argentina
Causales del Aborto en Argentina

Datos importantes sobre el aborto en Argentina y el mundo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aborto inseguro es un procedimiento para finalizar un embarazo no deseado practicado por personas que no cuentan con los conocimientos y la capacidad necesaria o que se lleva a cabo en un entorno donde se carece de un estándar médico mínimo.

Casi en todos los países desarrollados, los abortos sin riesgos se ofrecen en forma legal a las mujeres que lo necesitan, y hay acceso fácil a los servicios en general.

Por el contrario, en los países en los cuales el aborto inducido legal está restringido o no está disponible, es más probable que un aborto sin riesgos sea un privilegio de las personas con más posibilidades económicas, mientras que las mujeres de escasos recursos y las más jóvenes, enfrentan enormes dificultades y en muchos casos terminan en atenciones inseguras, que provocan la muerte y enfermedad.

Entre los años 2000 y 2017, 33 países ampliaron las circunstancias bajo las cuales el aborto es permitido legalmente, en la línea de brindar a las mujeres la oportunidad de decidir sobre su reproducción y en especial, favorecer la atención segura.

 

Guía de aborto seguro sin riesgos, Organización Mundial de la Salud, 2012

Qué hacer si ya tuviste un aborto en Argentina

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un control para asegurarte de que todo está bien.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

En el caso del tratamiento con medicamentos suele presentarse cólico fuerte. Con el procedimiento quirúrgico aunque se presente dolor, este puede ser leve a moderado y debe disminuir con analgésicos.

Después de un aborto podés iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Recuerda, en ninguna situación estás obligada a compartir la decisión que has tomado con el personal de salud. Y si lo hacés, existe la obligación legal y ética de que guarden el secreto profesional.

Si usaste misoprostol para abortar, usualmente la expulsión ocurre desde el primer día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

Cualquier persona está en capacidad de integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas, de tomar una decisión libre e informada y de obtener una atención segura y centrada en ella.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar por guardia porque puede tratarse de una infección.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si tenés alguna complicación relacionada con el aborto, lo mejor es buscar atención por parte de expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y podés estar tranquila respecto a tu salud.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Si tenés un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de dos horas seguidas, debes consultar por guardia.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

No todos los tratamientos con medicamentos para abortar funcionan, y no todo lo que venden como medicamento realmente lo es. Antes de decidir pedí asesoría, aquí es gratis.

Si usaste medicamentos, un sangrado abundante con coágulos y cólicos puede ser el indicador de que el tratamiento ha funcionado. Si los tomaste sin asesoría profesional es recomendable un chequeo para asegurarte de que todo está bien.

Usualmente la expulsión ocurre desde el mismo día y hasta 5 días después de la aplicación del medicamento.

La prueba de embarazo puede salir positiva hasta por 15 días, lo cual no significa que sigas embarazada, lo que sucede es que la hormona del embarazo se desaloja lentamente del cuerpo.

Los síntomas de embarazo suelen desaparecer 3 días después de haber presentado sangrado vaginal, si no es así, es posible que continúes embarazada.

Lo mejor es realizarte una ecografía para estar segura del resultado.

Cuando se trata de un aborto quirúrgico, por aspiración, es importante haber iniciado antibióticos para prevenir el riesgo de infecciones.

Aunque se presente dolor, este no debe ser muy fuerte y debe disminuir con analgésicos.

Si la temperatura de tu cuerpo es de 38 grados o más durante más de 48 horas, lo mejor es consultar porque puede tratarse de una infección.

Si tienes un sangrado muy abundante, es decir, que empapas dos toallas higiénicas por hora por más de horas seguidas, debes consultar.

Después de un aborto puedes iniciar inmediatamente un método anticonceptivo. No es necesario esperar a que llegue tu siguiente menstruación.

Generalmente la menstruación llega de 30 a 60 días después del aborto.

Si tomaste la decisión con libertad, sin presiones por parte de otras personas y sintiendo que tus razones son poderosas y válidas, te sentirás tranquila y aliviada.

Una mujer puede integrar en su historia de vida la experiencia de un aborto, sin que se vuelva algo traumático, todo depende de las posibilidades que haya tenido de evaluar sus alternativas y de obtener una atención segura y compasiva.

Si notas que tienes alguna complicación relacionada con el aborto que realizaste, lo mejor es acudir a una atención por expertos. Usualmente, si esta atención se hace adecuadamente puede prevenir complicaciones mayores y la mujer puede estar tranquila respecto a su salud.

Según la OMS, cuando el aborto es realizado por personal capacitado y con técnicas modernas, el riesgo de complicaciones es mínimo.

Los servicios deben contar con equipo suficiente y personal capacitado para reconocer las complicaciones, atenderlas rápidamente y si es el caso, hacer una remisión a un servicio de salud especializado.

Si un aborto se realiza en condiciones adecuadas la gran mayoría de las personas estarán protegidas de secuelas de salud.

La evidencia científica no establece relación entre abortos seguros y consecuencias negativas en embarazos futuros.